Estrategias Baccarat

A pesar de su simpleza y facilidad de juego, el baccarat se ha convertido en uno de los juegos de cartas más importantes del mundo. Siguiendo quizás al póker o al blackjack, el baccarat, bacará o punto y banca gana fanáticos allí donde va. Seguramente sea su simpleza y su facilidad de juego lo que lo hizo tan famoso, o quizás su aparición en películas taquilleras como las de James Bond. Cualquiera sea el caso, aquí puedes encontrar dos buenas estrategias para el baccarat.

Estrategias de baccarat

Quizás la simpleza de este juego sea un arma de doble filo: por un lado, no podemos actuar mucho más que en las apuestas iniciales, donde le apostamos al Punto (al jugador), a la Banca (al casino) o al empate, mientras que por el otro nos evitamos de aprendernos complicados sistemas o andar buscando estrategias milagrosas para ganarle al casino.

Como sabremos, el casino gana dinero con cada apuesta que se realiza. Es por esto que, si bien en el baccarat las posibilidades de ganar son mucho más altas que en otros juegos, sigue habiendo una ligera ventaja hacia la casa. Esto es lo que les permite a los casinos tener bonitas mesas de juego y contratar a bonitas croupiers que nos mantienen distraídos.

Una estrategia muy popular en el baccarat es la conocida como 1 – 3 – 2 – 6. Esta estrategia es llevada delante de la siguiente manera: Comenzaremos la primera mano apostando 1 ficha. Si salimos ganadores, entonces apostaremos otra ficha más (más las 2 que tenemos, serían 3). Si volvemos a ganar, retiraremos 4 fichas y nos quedarán solamente 2 en la mesa. Si ganas, entonces le agregas 2 fichas más, haciendo una apuesta de 6 fichas. Si ganas a la cuarta vez, recoges 12 fichas, diez más que la apuesta original de dos fichas.

Otra estrategia que se suele utilizar es apostarle siempre a la banca. Si bien esto puede parecer aburrido, y el casino nos cobra una comisión del 5 por ciento por cada vez que ganamos apostándole a la banca, todavía tenemos un 0,19 por ciento de probabilidades de ganar por encima de las apuestas al punto.